De compras por tu armario

Menu & Search

Tu Armario ya no se puede callar

Hola, soy tu armario

Llevo contigo una vida, he visto pasar todas tus etapas, en tu adolescencia las cientos de camisetas de algodón con mensajes, los jeans pitillos, zapatillas de deporte, sudaderas tu primer vestido de fin de año de terciopelo, aún lo sigues guardando dentro de mi (tu armario) por los recuerdos tan bonitos que te trae cuando lo ves.

Ya cuando entraste en la veintena no te gustaba tantas camisetas y optaste por introducir aquellas camisas de cuadros tipo leñador oversize, que no te hacía ningún bien a tu silueta pero, daba igual, tú no tenías ningún motivo para destacar tu figura. Siempre fuiste muy tímida, aunque en ese verano innovaste combinando camiseta de mensaje, con camisa de cuadros y jeans fuiste la sensación de ese año, ya comenzaste a variar más tus gustos por la ropa y tendencias.

Tu primer sueldo te dio la libertad para comprar a diestro y siniestro pantalones pitillos, minifaldas, vestidos, botas, zapatos de tacón, prendas de tendencia. Por tu aniversario tus familiares y amigos te regalaron muchas prendas que iban a parar a mi interior. Tuve la esperanza que algún día te las viera puestas, pero nunca sucedió estaban allí para hacer bulto.

Shopping Sensato Armario habitación

He aguantado tu malhumor día tras día escuchándote, “NO TENGO NADA QUE PONERME”, cuando no era cierto. Muy osada volvías a comprar, para aumentar sin saberlo un estado inconsciente de estrés con cierta culpabilidad, para terminar volviendo a tu programación adolescente. camiseta, vaquero, deportiva porque era lo más fácil y no tenías tiempo de pensar.

Yo he sostenido estoicamente el peso, sin quejarme; siempre tuve la esperanza que algún día me quitarás peso de mis baldas. Pero no, allí seguían por años las camisetas con mensajes decoloradas, desvaradas (deformadas), seguía tu vestido de terciopelo, el vestido cuando te licenciaste y un largo etcétera.

Piensa en los dos

Entonces, justamente, ayer tuve un accidente grande en unos de mis perchero, se dobló de tanto peso. Tu cara era un verdadero poema, al ver tal realidad, kilos de ropa sin usar, que has ido coleccionando durante años, sin un fin concreto.

No crees que merecemos los dos tener la situación controlada, que dentro de los armarios solo deberían estar las prendas que son afín a tu estado de vida actual, que las prendas sentimentales solamente están aquí para recordarte, el pasado ya pasó y  no volverá por mucho que lo anhelemos.

Si quieres hacer ese cambio en tu vida, llama a Shopping Sensato que son profesionales en liberar armarios como yo.

Piensa en los dos, seguro que nos irá bien.

Articulo relacionado
El Black Friday está al caer

El Black Friday está al caer

¡¡Llegó el Black Friday!! El último fin de semana de…

Cómo vestir con microclimas.

Cómo vestir con microclimas.

¿Qué me pongo cuando disfruto de microclimas durante todo el…

Mi experiencia con Shopping Sensato.

Mi experiencia con Shopping Sensato.

 La Experiencia de nuestra clienta Mónica, escrita en primera persona.…

Type your search keyword, and press enter to search